¿Marcas personales sin propuesta de valor?

Marcas-personales-sin-propuesta-de-valor-Ylse-Roa

Sonríes, ¿verdad? Te has quedado pensando si pueden existir marcas personales sin propuesta de valor.

Todos dejamos una huella, producto de lo que hacemos o dejamos de hacer, consciente o inconscientemente.

Puede suceder que ni siquiera nos hayamos dado cuenta de que con lo que somos, hacemos, y de acuerdo a nuestras actuaciones, logramos impactar a otros seres humanos.

Y debido a esta falta de consciencia y de gestión estratégica de la manera en que podemos influenciar estas percepciones de las demás personas sobre nosotros, tal vez vamos a ciegas por la vida; siendo vistos, sentidos y recordados como no queremos, ni como merecemos, ni de una manera que nos favorezca y represente.

Y así, los días pueden transcurrir sin que haya ningún tipo de contribución hacia la mejora de las condiciones de nuestra vida o la de las personas que nos rodean.

Pero tengamos presente que si, por el contrario, tomamos consciencia y queremos trascender y dejar un  legado, debemos empezar por definir y comunicar nuestro valor diferencial.

¿Alguna vez nos hemos preguntado qué nos distingue o diferencia del resto? ¿Por qué somos únicos?

¿Cuál es nuestro propósito?

¿Nos conocemos lo suficiente para saber el para qué de nuestra existencia?

¿En qué somos buenos, cuál es nuestra contribución a la sociedad?

¿Y si con eso además, podemos ganarnos la vida y ser felices?

Porque podemos recorrer el camino impactando negativamente a nuestro entorno, al proyectar antivalores. Y en consecuencia nos estaríamos cerrando puertas a oportunidades personales y profesionales.

De allí la importancia de saber gestionar cómo somos percibidos, para que exista una alineación entre quienes somos, lo que hacemos, nuestro potencial, y lo que exteriorizamos a través de nuestras actuaciones. Porque esto es lo que las demás personas reciben, comprenden e interiorizan.

En este post quiero compartir contigo mi punto de vista sobre estos aspectos tan necesarios para cualquier persona interesada en tener mejores oportunidades personales y profesionales. ¡Acompáñame!

Empecemos por el principio, bueno creo que no podría ser de otra forma … ¿o si?  😉

 

1- ¿Qué es la Marca Personal?

En el artículo colaborativo ¿Qué es para ti la Marca Personal?, en el cual tuve el privilegio de haber sido invitada a participar junto con grandes profesionales y mejores personas, publicado en el prestigioso blog de Eva Collado Durán, reconocida experta en capital humano, marca personal y transformación digital, definí la marca personal en estos términos:

“La Marca Personal es la huella que vamos dejando a nuestro paso, con la cual impactamos a las personas que nos rodean, por el modo en que somos y actuamos, y por lo que hacemos y logramos de una manera única. Esta marca se gestiona, por lo que podemos decidir cómo queremos ser sentidos, percibidos y recordados; así como la forma de diferenciarnos para ofrecer una propuesta de valor sólida, cuya materialización nos permita lograr nuestros objetivos.”

 

2- ¿Qué es el Personal Branding?

La marca personal que deberíamos desarrollar, potenciar y proyectar, es el resultado de la aplicación de varias estrategias personales, enmarcadas dentro del proceso llamado personal branding.

Como personas involucradas con nuestro crecimiento, somos responsables de liderar nuestro destino; y por tanto, de diseñar planes y acciones que nos permitan ser competitivos, estar a la vanguardia de los cambios tecnológicos y tendencias del mercado, para lograr ser los protagonistas de nuestra historia y estar delante de las cámaras y no tras bastidores.

Y el branding personal nos va a permitir la gestión consciente, estratégica y sistemática de la impronta o huella que dejamos. De tal manera que podamos demostrar nuestra autenticidad y coherencia en la comunicación de los que nos hace únicos y nos diferencia del resto.

Lo que favorecerá que seamos percibidos, pensados, recordados y seleccionados de entre nuestros pares, como la mejor promesa de valor.

Y como estamos en proceso de cambio y aprendizaje constantes, se entiende que el personal branding no acaba mientras estemos vivos.

Siempre estaremos interesados en proyectar nuestro valor diferencial para ser escogidos como la opción preferente en un entorno donde se estimula la producción de estereotipos, y la repetición de conocimientos, de conductas, de estilos de vida y de pensamientos ajenos.

 

3-  La Propuesta de Valor

Si queremos destacar dentro de un entorno complejo, cambiante y muy competitivo, donde a su vez se tiende a la uniformidad de los perfiles profesionales, deberíamos tener muy claro el siguiente mapa de ruta:

  • Quiénes somos, cómo somos.
  • Cuál es nuestra visión, misión, valores.
  • Qué sabemos hacer, hacemos mejor que otros, aporta valor a nuestro nicho de mercado y nos hace únicos.
  • Cómo es que lo hacemos.
  • Potenciales clientes, competidores.
  • Qué queremos/necesitamos hacer para satisfacer las necesidades de nuestro público objetivo.
  • Con qué y con quiénes contamos.
  • Cómo damos a conocer y nos posicionamos en las mentes de nuestros posibles clientes, consumidores, aliados, inversionistas, proveedores, empresas empleadoras. ¿A través de cuáles canales?
  • Cómo conectamos emocionalmente con nuestros públicos, para venderles experiencias memorables.
  • Cómo medimos los resultados y avances de nuestras acciones.
  • Cómo establecemos correctivos, de ser necesario.

Como ves, son varios los elementos a tener en cuenta cuando nos enfocamos en gestionar nuestras vidas.

Y también son los que hay que considerar cuando diseñamos un modelo de negocio. El cual podemos aplicar en la gestión de nuestras marcas personales, cual si fuéramos empresas.

Al respecto, si te parece interesante esta metodología, te recomiendo leas todo lo relacionado al Lienzo de Modelo Negocio de Alexander Osterwalder. El cual puedes usar tanto en organizaciones, así como para tu estrategias de personal branding.

Sobre este importante aspecto y para ampliar la información, aquí te dejo un enlace a un artículo que escribí como colaboradora para la plataforma SEMrush: Modelo de Negocio Canvas, ¿cómo usarlo en tu empresa y para tu Marca Personal . Espero que te guste y su lectura te sea útil.

En relación a la propuesta de valor, ten presente que al definirla, debemos considerar que no se trata de resaltar solo lo que nos diferencia de nuestros potenciales competidores.

Como su nombre lo indica, hablamos de contribución a nuestro entorno, de servicio a otros, de aportar valor.

Al diseñarla debemos tener claramente identificados y además saber comunicar:

  • Qué beneficios generamos.
  • Qué necesidad satisfacemos.
  • Qué problemas solucionamos.

 

4- Ventajas de definir tu propuesta de valor

  • Determinar tu público objetivo.
  • Generar ideas innovadoras para dar soluciones a problemas y/o responder a necesidades de este segmento de la población.
  • Mejorar los procesos, aplicando nuevas metodologías y técnicas. Que nos lleven a:
  1. Mejorar la calidad de los productos y/o servicios.
  2. Reducir costos, riesgos, inversión, tiempos de producción y entrega.
  3. Tener precios competitivos.
  4. Aumentar ganancias.
  5. Descubrir y/o crear oportunidades ocultas en tiempos de crisis.

¿Estás de acuerdo conmigo? ¿Qué otras ventajas incluirías?

Como seguramente te interesa conocer muchos aspectos importantes sobre la marca personal y el personal branding, te recomiendo disfrutes del excelente webinar que para Quifer Consultores, prepararon recientemente los referentes  internacionales de Personal Branding, Guillem Recolons y Paula Fernández Ochoa.

En este evento, al referirse a la propuesta de valor diferencial, Paula Fernández Ochoa indica que “… la propuesta de valor se centra en tu cliente, no en ti…” ¡Aspecto muy importante y que algunas personas olvidan!

Para Guillem Recolons la propuesta de valor “… no es hablar de uno mismo, sino de cómo podemos mejorar la situación de quien nos contrate. Ya sea aliviando un problema (pain) o detectando una oportunidad (gain)”

Porque como él muy bien afirma: “…si no aportas, no importas…”

 

Ventajas-definir-tu-propuesta-de-valor-Ylse-Roa

5- ¿La marca personal nos convierte en cosas?

Cuando desarrollamos y proyectamos nuestras marcas personales, ¿esto significa que nos vendemos?

Este es un tema que ha sido motivo de análisis y debate por parte de varios especialistas.

¿Cuál es la finalidad de saber gestionar nuestra marca personal?

¿Será que podemos ser vistos como productos?

Desde mi punto de vista, el objetivo del personal branding es dar visibilidad a nuestra propuesta de valor. Porque como no somos objetos o productos, no podemos ser susceptibles de ser comprados.

En todo caso, vendemos nuestra propuesta de valor. Porque nos compran las experiencias que hacemos sentir, las soluciones y mejoras que proponemos y logramos, las oportunidades que somos capaces de visualizar y crear.

En este sentido, el branding personal implica la ejecución de una serie de acciones que nos harán fácilmente localizables por nuestro público objetivo, al saber comunicar y transmitir nuestro mensaje, tanto en los medios digitales como en los tradicionales.

En relación a las estrategias digitales que podríamos utilizar para desarrollar nuestra marca personal, tal vez te interese leer este artículo que escribí para el blog de Gestiona tu Marca y que posteriormente actualicé en mi blog “Marcas que inspiran” en la plataforma Medium y que se titula “6 claves en la estrategia digital de tu marca personal como emprendedor”.

 

 

Ahora bien, siguiendo con nuestro análisis podemos decir que es innegable que al aplicar estrategias de personal branding se allana el camino para la promoción y venta de nuestros productos o servicios. Y en el caso del uso de los medios digitales, lo materializamos empleando técnicas de inbound marketing, y no haciendo venta directa.

A continuación te presento la opinión del reconocido experto en personal branding, el Profesor Vladimir Estrada sobre este aspecto tan interesante y polémico.

En su artículo titulado Mito # 10: Gestionar nuestra marca personal nos cosifica, señala lo siguiente:

“Marca no implica ni significa necesariamente producto, en el sentido tradicional -comercial- del término. Marca es propuesta de valor. Marca es símbolo de un potencial de aporte y contribución. Marca es memoria y evocación de soluciones. Marca es el artefacto intangible mediante el cual se recuerdan los aportes y contribuciones de algo o alguien a nuestras vidas, y se nos facilita -recuerdo mediante- volver a buscarlos cuando los requiramos. Y en nuestro campo, marca personal es sinónimo de persona que gracias a su ser, su accionar y su tipo/nivel/calidad de logro en la vida, nos ha marcado y/o nos marca, en el sentido de que ha dejado y/o deja en nosotros una huella y un impacto perdurable (sea este cual sea). Y no implica por ende, que ser una marca personal nos cosifique ni nos torne un producto de mercado, en el sentido más estricto y estrecho de ese concepto; aunque como veremos más adelante, sí lo somos, pero desde la “otra mirada” -no necesariamente comercial- del aporte que hacemos a quienes requieren y utilizan el valor que producimos y ofrecemos.”

 

6- Sobre el DAR y la propuesta de valor

Como seres sociales, no solo ofrecemos propuestas de valor relacionadas con las ventajas de usar nuestros productos o servicios.

Nuestra propuesta de valor también abarca lo que somos capaces de dar a quienes son nuestras fuentes de afecto, en el ámbito más cercano, como nuestra familia, amigos, vecinos, colegas, compañeros de trabajo.

  • ¿Estás seguro que das lo que los demás necesitan?
  • O será que piensas por ellos y das lo que te sobra, lo que no te sirve, lo que crees que será mejor para satisfacer sus supuestas necesidades.
  • ¿Será que te tomas el tiempo para preguntar qué les haría más felices?
  • Y de lo mucho que puedes ofrecer, ¿cuánto estás dispuesto o realmente seguro que puedes cumplir? ¿te comprometes a hacer realidad  tus ofrecimientos?
  • ¿Acaso les preguntas, sabes hacer las preguntas adecuadas, con la inteligencia y sensibilidad necesarias?
  • Y cuando das, ¿estás acariciando tu ego?. ¿Esperas alabanzas, adulaciones?

Y cuando recibes:

  • ¿Sabes aceptar los regalos?, ¿Los consejos o sugerencias?¿Las frases amables? ¿Los abrazos?
  • ¿Eres agradecido?

Y cuando necesitas:

¿Sabes pedir ayuda?

¿Lo haces demostrando tu fragilidad, pero también tus fortalezas?

Porque todos estos elementos (el ofrecer, el dar, el recibir, el pedir ayuda) y la forma como se relacionan,  son las variables que alimentarán el diseño y puesta en práctica de tu propuesta de valor.

Ellos hablan de los valores que te conforman, de tu personalidad, de los factores que constituyen tu identidad; y también de las necesidades y deseos de ese “público objetivo”.

Y con toda esta información sobre ti y sobre el “mercado”, y sabiéndola utilizar, tú puedes dar respuestas efectivas a las necesidades y deseos de tu gente más cercana.

¡Recuerda que “Tú marcas la diferencia”!

Te presento a continuación uno de los libros imprescindibles en esta materia, así como algunos valiosos artículos cuya lectura te podría interesar y además ayudar a formular tu propuesta de valor o la de tu negocio o emprendimiento:

Osterwalder, A., Pigneur, I., Smith, A., y Bernarda, G. (2015). Diseñando la propuesta de valor (5a ed.). España: Deusto.

Trabajando la propuesta de valor . Guillem Recolons

Deja de vender y empieza a ayudar. Francisco Alcaide

 

Conclusión

La marca personal no se trata de ti, de lo que piensas de ti. Se trata de los demás, de cómo te perciben las personas que se relacionan contigo.

Ella está estrechamente vinculada con tu liderazgo y vocación de servicio, con tu sentido de trascendencia, con tu apuesta por aportar valor a otros seres humanos.

Y la mejor manera de dejar tu huella positiva, tocar las emociones y ocupar un importante sitial en las mentes de las personas que te rodean, es a través de la aplicación de estrategias de personal branding. Pues las mismas te ayudarán a gestionar consciente, estratégica y sistemáticamente tu marca personal.

De esta manera las personas que te interesan pensarán, sentirán, sabrán, creerán y confiarán en que eres la mejor opción. Y por tanto, te escogerán.

Una buena herramienta para desarrollar nuestra marca personal es emplear el modelo Canvas de negocio. El cual nos permitirá definir los elementos clave de nuestra estrategia de branding personal. Y entre éstos, nuestra propuesta de valor.

La propuesta de valor es el elemento diferenciador, único y relevante que debemos ofrecer a nuestro público objetivo; cuya visibilidad contribuirá a que nosotros seamos la opción preferente en un mercado competitivo, incierto y cambiante.

La misma debe tener claramente detallados los siguientes aspectos:

  1. Público objetivo o segmento de la población a quienes ofrecerás tu propuesta de valor.
  2. ¿Qué necesidades satisfaces o problemas resuelves? ¿Qué beneficios ofreces?
  3. ¿Cómo ayudas? Es preciso identificar tu elemento diferenciador, lo que te hace único y aporta valor.

Trata de escribir tu propuesta en pocas líneas. Es un valioso y necesario ejercicio.

 

Claves-propuesta-valor-ylse-roa

 

Finalmente quiero hacer énfasis en que es muy importante ser y no solo parecer marcas personales con propuestas de valor.

Vale tanto el mensaje que transmites en la esfera pública como en la privada, sea en el medio offline o en tus comunicaciones en redes sociales, públicas o por mensajes directos; bien si respondes o dejas de responder a saludos, felicitaciones, solicitudes de ayuda, por ejemplo, de quienes te siguen o forman parte de las comunidades a quienes te diriges.

Porque la humildad, respeto, cortesía, autenticidad, coherencia y gratitud siempre deben estar presentes en tus relaciones y comunicaciones. No importa de quién se trate ni quién te está observando. 😉

¿ Qué opinas tú?

Hasta aquí mis líneas. ¡Gracias por acompañarme!

¡Espero que este artículo te haya gustado y lo encuentres útil! Si es así, te animo a que lo compartas. 

¿Habías pensado en tu propuesta de valor?

¡Me encantaría recibir tu feedback!

 

Anuncios
Acerca de

Lic. Administración. Consultora Gerencial y de Personal Branding. Formadora en el área gerencial, marca personal y redes sociales. Ayudo a profesionales a desarrollar, gestionar y potenciar sus marcas personales. Emprendedora social en el área de alfabetización tecnológica para adultos mayores y personas con capacidades especiales. Colaboro como blogger para portales especializados en Personal Branding y Marketing Digital: Gestiona Tu Marca, SEMrush en español

Tagged with: , ,
Publicado en Marca Personal, Personal Branding, Redes Sociales
3 comments on “¿Marcas personales sin propuesta de valor?
  1. Ylse:
    Tu artículo enriquece el mundo del Branding y la Marca Personal. Veo que has tocado estos temas utilizando varios términos novedosos, y además innovando con una inteligente perspectiva.
    Hacía falta un artículo así para refrescar los conceptos de Marca Personal.
    Gracias por compartirlo.
    Un Abrazo,
    Gustavo Pérez

    Me gusta

    • Ylse Roa dice:

      ¡Hola Gustavo! ¡Muchísimas gracias por tus generosas palabras! Me alegra que así lo consideres. Es muy importante recibir el feedback de las personas que nos leen. Es un aliciente para seguir trabajando. ¡Un abrazo!

      Me gusta

  2. […] ¿Marcas personales sin propuesta de valor? Ylse Roa. Desde Venezuela, Ylse nos regala un post repleto de conceptos básicos excelentemente explicados sobre marca personal, personal branding y propuesta de valor. […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Follow El blog de Ylse Roa on WordPress.com
Aquí encontrarás
A %d blogueros les gusta esto: