Marca personal: ¿cómo potenciarla creando y gestionando comunidades en Twitter?

Marca-personal-como-potenciarla-creando-gestionando-comunidades-en-twitter-Ylse-Roa

“Te necesito para poder ser yo mismo. Al igual que me necesitas para poder ser tú mismo. Estamos ligados unos con otros” (Ubuntu)

La creación, desarrollo y gestión de comunidades en twitter, es una de las principales herramientas para potenciar nuestra marca personal.

¿Cómo esta red social puede ayudarte a crear y gestionar dichas comunidades?

¿Cómo podemos empezar?

¿Cuáles son las ventajas de interactuar con grupos de personas afines a nuestros valores, gustos e intereses?

Pues veamos…

Somos seres sociales y nuestras marca personales tienen sentido a partir de la interrelación con otras personas.

Desde el mismo momento en que nacemos, necesitamos de otros seres humanos y con nuestro trato y accionar vamos dejando huellas en ellos.

Y cuando crecemos, ofrecemos nuestras propuestas de valor para responder a las necesidades y deseos insatisfechos de un sector de la población que hemos escogido como cliente potencial.

Así que nuestras vidas tienen sentido si somos felices y útiles a otros.

¿Pero, cómo el hecho de vivir en comunidad y sus beneficios, pueden trasladarse al entorno online?

De eso y de la sorpresa que tengo incluída para ustedes, estaremos conversando más adelante.

Todo comenzó…

Iniciemos con mi propia historia en esta red social y cómo su gestión estratégica y sistemática me ha permitido desarrollar y proyectar mi marca personal.

Mi deseo de estar informada y en aprendizaje constante sobre las tendencias actuales en tecnología, gerencia, liderazgo, redes sociales, marketing digital, educación y branding personal me llevaron a crear mi perfil en Twitter.

Empecé a seguir cuentas relacionadas con estas temáticas y a estudiar cuáles eran las mejores prácticas, y las formas idóneas para comunicarnos, transmitir nuestros mensajes, lograr aprendizajes y conexiones emocionales.

Investigando y siguiendo cuentas de referentes en cada una de estas áreas, entendí cómo lo hacían los profesionales.

Ellos además de sus conocimientos técnicos, y de compartir sus propios contenidos y los de otros autores, aplican la fórmula mágica de la netiqueta.

Y como a mí me encanta aprender y ayudar a otras personas, comencé a participar en comunidades que me aportan y a quienes conscientemente trato de aportar, siendo útil.

Es así como conocí a grandes referentes del marketing digital, talento humano y marca personal.

Poco a poco me fui integrando a comunidades de estos sectores. Sintiéndome parte y siendo apoyada por ellos.

Esto me ha permitido crecer personal y profesionalmente.

Mi labor como creadora y difusora de contenidos relacionados con el branding personal y el social media, me ha permitido colaborar como autora invitada en blogs que son referencia en sectores del marketing digital (SEMrush en español)  y personal branding (Soy Mi Marca y El blog de Eva Collado Durán).

Así como también, participar en el Personal Branding Lab Day 2017, el más importante Congreso Internacional de habla hispana en esta temática.

Teniendo el honor de que dos de mis artículos hayan sido seleccionados entre lo mejor del personal branding  2017 y 2018 por el reconocido experto internacional, Guillem Recolons.

A través de las redes sociales he recibido invitaciones para colaborar con distintos profesionales, siendo mi perfil en Twitter el que más satisfacciones me ha dado en este sentido.

De las más recientes les comparto que en el mes de febrero de 2019 fui invitada por el destacado profesor José Miguel García a participar en el excelente e innovador proyecto educativo que él dirige desde la Cátedra de Comunicación y Atención al Cliente en el IES Cartuja, en Andalucía, España.

 

Ylse-Roa-Twitter-Marca-Personal-CyACartuja

 

Varios referentes en áreas relativas al blogging, marketing digital, redes sociales, comunicación y atención al cliente, transformación digital,  marca personal, entre otras, han apoyado esta valiosa iniciativa.

Siendo para mí un privilegio recibir esta propuesta y tener la oportunidad de participar vía online en la formación que él ofrece, aportando mis conocimientos y experiencia en el desarrollo, gestión y potenciamiento de marcas personales, haciendo un uso estratégico y sistemático de Twitter.

El tema sobre el que versará mi colaboración, ya lo he trabajado en el artículo que escribí para el blog de SEMrush, titulado ¿Cómo usar Twitter para desarrollar tu marca personal? ;el cual ha tenido una interesante acogida.

 

Ylse-Roa-CyACartuja-Twitter-Marca-Personal

En este punto me gustaría resaltar que estoy convencida de que la educación tiene el poder de transformar vidas, y esto solo es posible si se cuenta con profesores tan preparados, dedicados y apasionados por su profesión, como es el caso de José Miguel.

También es importante destacar que el éxito en cualquier proceso educativo reside entre otras cosas, en el uso de la mejor metodología,  que es aquélla que nos lleva a “aprender haciendo”; por lo que me encanta que esta experiencia formativa  se realice a través de los chats de  twitter.

Ahora bien, quiero informarte que el post que ahora estás leyendo tiene carácter introductorio.

Por una parte, presenta algunos de los elementos acerca de los cuales estaremos interactuando en línea con los estudiantes del proyecto, el próximo 4 y 5 de marzo de 2019; y también presenta e introduce un nuevo trabajo de mucha mayor envergadura y alcance, que publicaré aquí mismo dentro de algunas semanas, y más adelante en formato de ebook, en coautoría con alguien a quien te presento de inmediato.

Y esa es la sorpresa de la cual te hablaba antes.

En esta ocasión, y por primera vez en mi trayectoria como bloguera y creadora de contenidos digitales, tengo un invitado que ha aceptado coescribir conmigo esta propuesta que ahora estás leyendo.

Se trata del Profesor Vladimir Estrada, quien es reconocido como uno de los principales referentes y académicos internacionales en el área del Personal Branding en el mundo de habla hispana.

Si me estás leyendo por primera vez, o si deseas saber un poco más de mí como persona y profesional, puedes leer luego un trabajo que el profesor publicó en 2018 sobre mi desarrollo como marca personal, bajo el título de Marca personal: un trayecto estratégico.

Y luego de esta introducción, te dejo en las manos de Vladimir quien te hablará sobre el contenido que hoy te proponemos.

En la primera parte, veremos muy brevemente algunos elementos relacionados con nuestra marca personal y el valor que ella es y aporta al entorno humano que nos rodea y del cual somos parte; también, aspectos descriptivos de la presencia de las redes sociales en nuestras vidas, y el modo o los modos en que ellas impactan a nuestro personal branding, a partir de la forma en que las utilizamos.

En la segunda parte, nos adentraremos un poco en Twitter, especialmente en la forma en que podemos crear, desarrollar y gestionar una comunidad alrededor de nuestra marca personal, integrando aspectos de nuestra vida e interacción offline con lo que puede ocurrir y podemos gestionar en línea, en el interesante y siempre sorprendente contexto de dicha red social.

Básicamente, se trata de que comprendamos (y actuemos en consecuencia) que lo que somos y hacemos y logramos en la popular red Twitter, en términos de gestión de comunidad, está directamente vinculado a lo que somos, hacemos y logramos fuera de ella; por lo cual, nunca debemos cometer el error de aislar “nuestra vida offline” y “nuestra vida online”. Porque definitiva e inevitablemente, es una y la misma vida.

Hasta aquí la explicación de Vladimir. Muchísimas gracias estimado y distinguido colega y amigo, por haber aceptado mi invitación.

Ahora quiero agradecerles su compañía y les sugiero que se pongan cómodos,  para disfrutar de la primera parte que será desarrollada por mi invitado.

Te dejo nuevamente con el profesor Vladimir Estrada.

Nosotros, las redes sociales, y nuestras marcas personales

Desde hace un par de décadas, las redes sociales han venido a transformarse en una suerte de “alter egos virtuales” de muchos miles de millones de personas a lo largo y ancho del planeta; en tanto sus perfiles en ellas constituyen un reflejo más o menos fiel de lo que ellas son, hacen y logran en “la vida real”, o en otros casos, se convierten en verdaderas “vidas sustitutas” de las que viven sus “vivientes” fuera de la red.

Sí, hemos dicho “vida real”, entre comillas; que todavía hay gente por ahí pensando que estar en Internet equivale a estar viviendo una vida irreal o alternativa.

Como si la red hubiera sido una creación de fantasmas para ser utilizada por otros fantasmas; como si pudiéramos ser, hacer y lograr cosas en internet al margen del ser humano que cada uno es, y del ser social en que, de forma inevitable, nos convierte nuestro entorno humano.

Pero más allá de su aspecto filosófico, la realidad de nuestra “doble vida” requiere aterrizajes prácticos que permitan a cada ser humano aprovechar el enorme potencial de las redes sociales para extender y difundir el impacto que consigue en su entorno humano inmediato de incidencia, siendo como es, haciendo lo que hace y logrando lo que logra (obviamente, con base en los valores que lo definen y determinan sus actuaciones como persona, profesional y ser social).

O lo que viene a ser lo mismo: para multiplicar a través de internet el impacto de su marca personal, en su “versión digital”, y eventualmente, para desarrollar a través de la red uno o más proyectos de cualquier índole que adquieran y expresen “existencia virtual propia”, o sea, que no dependan de espacios no virtuales para ser generados, gestionados, y eventualmente, exitosos.

Excepción hecha, claro está, del inevitable origen y destino humano del proyecto mismo y de sus resultados, sean estos cuales sean.

¿Con qué sentidos y con cuáles intenciones?

Ello depende de múltiples factores; cada quien las define en función de su propia realidad, y de las necesidades personales y sociales que de esa realidad surjan y deban ser satisfechas mediante aportes de valor.

Y por supuesto, también como parte de la gestión de su marca personal; puesto que en dicho proceso también se manifiestan diversas necesidades, que de no satisfacerse, podrían afectar nuestro desempeño y disminuir sensiblemente nuestro valor como marcas.

Porque definitivamente, cada marca personal es, integra y proyecta al entorno una determinada propuesta de valor, y de ella se deriva en gran medida el qué tan valiosa sea ella considerada por los seres humanos que rodean a la persona que es y deja dicha marca.

En este sentido, cada una de las redes sociales digitales tiene y nos ofrece sus propias ventajas, al tiempo que padecemos también sus desventajas.

La creación de comunidades como una de las ventajas del buen uso de las redes sociales

Dentro de las ventajas, y asumiendo el carácter social de toda marca personal (puesto que solo podemos ser y dejar marca en presencia de otros seres humanos e interactuando con ellos), se encuentra una que resulta fundamental:

la posibilidad de crear, gestionar y desarrollar una comunidad alrededor de nosotros, de lo que somos, lo que hacemos y lo que logramos, preferiblemente en beneficio colectivo (aportando valor), y obviamente, beneficiándonos como parte del proceso contributivo, creciendo a través del propio aporte que hacemos y del que recibimos de nuestros compañeros de comunidad.

Una comunidad humana es nuestro espacio natural para ser y expresar quiénes somos; pero obviamente, no es lo mismo manifestarnos en comunidad de forma presencial, mirando al rostro de quienes la integran junto a nosotros, sintiendo así su energía vital y recibiendo en directo la calidad de sus humanas aportaciones, que relacionándonos con ellos a través de una plataforma digital, viendo su rostro en una pantalla y leyendo o escuchando sus palabras a la distancia de un espacio virtual de interacción.

Para que esta segunda opción sea realmente efectiva, se requiere que la aproximemos en forma y contenido, tanto como sea posible, a la cercanía con que vivimos la primera opción. Y en este sentido, es importante plantearnos, entre otras muchas, las siguientes tres cuestiones clave:

  • Lo que decimos en una red social debe reflejar lo que diríamos fuera de ella.

Tal vez cambien los códigos comunicacionales, pero no deben cambiar nuestras esencias. Somos una y la misma persona dentro de internet y fuera de ella. Y como bien afirma la gran experta Eva Collado Durán, “Internet y sus canales nos ofrecen la posibilidad de contarle al mundo no solo quiénes somos y lo que hacemos, sino lo que somos capaces de hacer y ofrecer”.

  • El respeto al otro debe ser parte de nuestra presencia y participación e interacción en toda red social.

Es esencial e imprescindible conocer y manejar la NETiqueta (área en la que es experta la excelente persona y profesional Dra. Mar Castro, cuyo blog, charlas,  y especialmente, su libro Netiqueta. Comunicación en entornos digitales, te recomendamos). Porque definitivamente, en Internet, somos lo que comunicamos, pero también la forma en que lo hacemos.

  • La presencia en las redes y el proceso interactivo en ellas debe revestir cierta utilidad para todos los participantes.

Si no hay algo de valor para aportar, es preferible no estar; o en todo caso, estar, pero sin dañar. Mas como dice el gran experto en personal branding Guillem Recolons, siempre debemos tener presente que en las redes sociales se debe estar, pero sobre todo, debemos ser.

La comunidad es para interactuar; y la mejor forma de interactuar entre humanos es la conversación. Y como afirman y sustentan las tres prestigiosas autoras del muy recomendable texto Smart_Feedback, “las conversaciones deben ser una posibilidad para el desarrollo de las personas, tanto si hablamos de talento en el ámbito profesional y académico, como si nos referimos a nuestro entorno más personal, como la familia o el grupo de amigos. ¡Porque a través de nuestra relación con los demás formamos también nuestra identidad y evolucionamos!”.

Veamos entonces, cómo podemos materializar en Twitter todo lo hasta aquí expresado, de la mano de la creadora de este blog.

 

Gestionando una comunidad en Twitter

 

¿Qué es una comunidad virtual?

Hoy en día es muy importante saber que nuestra presencia en redes sociales debe obedecer a los objetivos que nos hayamos planteado alcanzar dentro de nuestra estrategia de personal branding.

¿Qué es exactamente lo que te propones con tu participación dentro de estas plataformas?

¿Te has hecho esta pregunta antes?

Mi sugerencia es que te enfoques en comunicar tu propuesta de valor a través de un mensaje cónsono con los valores de tu marca personal, dirigido a los públicos que te siguen y sigues, y al segmento del mercado que sea de tu interés.

Y qué mejor forma de hacerlo que a través de la creación, gestión y desarrollo de una comunidad virtual.

Ella está constituida por personas afines a ti; las cuales se identifican con tus valores, creen en lo que puedes aportar como persona y profesional. Y también con ellas puedes aprender y crecer.

Y para crearla, ¿crees conveniente enfocar tus baterías en alcanzar una elevada cantidad de seguidores o fans; incluyendo a personas que no interactúen contigo, ni formen parte de tu público objetivo?

No, ¿verdad? Porque esas elevadas cifras de personas dentro de tus contactos, tal vez solo sirva para llenar tu ego. Serán meramente números fríos y no se convertirán en amigos, ni estarán interesados en tu propuesta de valor, ni comprarán tus productos o servicios.

La comunidad virtual es ese grupo de personas que confían en ti, conocen quien eres y tu potencial; te apoyan en tus emprendimientos, difunden tus contenidos, los comentan y recomiendan.

Dentro de ella tienes a tus posibles clientes, aliados, socios, proveedores, inversionistas.

Allí también conviven los caza talentos o reclutadores, así como los empleadores de las compañías donde te gustaría ofrecer tus servicios profesionales; y si eres un directivo, pues también puedes conocer a tus posibles colaboradores.

Y también, como no, tendrás a amigos virtuales, con los que en algún momento podrás estrechar manos y generar mayores sinergias.

Ahora bien, dado que estamos viviendo en un mundo VUCA (Volátil, incierto, complejo y ambiguo), hiperconectado y altamente competitivo, cada vez resulta más importante conocer y aplicar estrategias para desarrollar y potenciar nuestra marca personal de tal manera, que podamos ofrecer al mercado nuestro valor diferencial, y ser seleccionados como la mejor opción.

Es decir, nosotros debemos aprender a dar a conocer quiénes somos, lo que sabemos y podemos hacer, para impactar al mundo; generando nuestras propias oportunidades, y aprovechando los recursos que nos ofrecen las tecnologías y la creciente e irreversible digitalización de la economía.

Y esto lo lograremos de la mano y junto a otras personas.

Por eso es muy importante aprender a crear y gestionar comunidades en línea.

¿Cómo se crea y se gestiona una comunidad en Twitter?

Twitter es una de las redes sociales donde puedes generar ese intercambio de saberes y  experiencias, que permitan proyectar tu buen ser y hacer, así como lo que estás en capacidad de aportar como valor único y diferencial;  pero ojo, solo si la sabes gestionar sistemática y estratégicamente.

¿Quieres conocer algunos de los beneficios que podrías obtener si al incursionar en Twitter, lo haces de esta manera? Aquí los tienes.

Ventajas que aporta la gestión estratégica de Twiter para tu Marca Personal

  • Ganar visibilidad y posicionamiento como uno de los profesionales referentes en tu especialidad.
  • Generar y proyectar un mensaje que conecte con las emociones, tenga voz propia , esté alineado con tu visión, misión y valores; así como con los objetivos de tu modelo de negocio.
  • Crear y difundir contenidos en diferentes tipos (informativos, educativos, recreativos, promocionales)  y formatos (escritos, audibles, visuales, audiovisuales), de acuerdo a una adecuada estrategia de marketing de contenidos:
  • Conocer y difundir contenidos de terceros vinculados con tus intereses personales y profesionales.
  • Generar alianzas estratégicas para el desarrollo de proyectos colaborativos, a través del networking.
  • Crear y desarrollar tu entorno personal de aprendizaje: sin importar tu edad, ocupación o formación.
  • Ser un profesional informado sobre las tendencias de tu sector.
  • Generar propuestas innovadoras que satisfagan las necesidades de tu público objetivo.

 

Ylse-Roa-marca-personal-twitter-infografia

 

A continuación veremos algunos de los aspectos más importantes a considerar para la creación y gestión de una comunidad en Twitter.

1. Define el sentido de tu ser y estar en Twitter

Determina qué pretendes alcanzar al crear tu perfil en esta red social.

Ya sabemos que nuestra presencia en Twiter no debería tener como objetivo la alimentación de un ego que sea llenado con números vacíos de emociones y acciones, procurando la autopromoción a toda costa.

Es más importante que nuestro ser y estar en esta red social nos ayude a vender experiencias. Generar conexiones emocionales con todos aquéllos que interactúen con nosotros.

Ser conocidos, reconocidos, recordados como la mejor opción de entre nuestros pares, por nuestras habilidades técnicas, pero también por cómo hacemos sentir a las personas que se cruzan en nuestro camino.

Por eso es tan importante aprender a utilizar Twiter como un escaparate donde podemos ofrecer con autenticidad, coherencia y humildad, lo mejor de nosotros como personas y profesionales.

Porque como bien dice nuestra querida Eva Collado Durán, “las redes sociales no son para venderse, son para que te encuentren.”

Y para ello, nada mejor que  emplear estrategias de inbound marketing, que permitan enamorar a nuestros clientes o público objetivo, hasta que lleguen a comprar nuestra propuesta de valor. Siendo Twitter una de las redes sociales que empleada estratégica y sistemáticamente, junto con otras plataformas, nos pueden ayudar a alcanzar este objetivo.

Por eso debemos crear y compartir  contenidos interesantes y útiles, que nos ayuden a generar engagement y a posicionarnos en las mentes de nuestros potenciales clientes, como expertos en nuestra especialidad.

En mi caso el networking  junto con la netiqueta y el marketing de contenidos, se han convertido en pilares fundamentales para dar a conocer mi propuesta de valor. Así lo expresé en una entrevista que me hiciera el destacado especialista en grupos mastermind, Gustavo Pérez, para su programa The Manager’s Podcast.

Allí también comenté que mi  estrategia de marketing de contenidos se ha centrado en ofrecer contenidos de carácter educativo sobre marca personal, social media, branding personal, gerencia y liderazgo.

2. Traslada el offline al online, y retroaliméntalos mutuamente

El networking, al que defino como la capacidad para relacionarnos con personas que sumen a nuestras vidas, sobre la base del DAR y de los aprendizajes compartidos, nos permitirá generar no solo contactos, sino vínculos de calidad.

Gracias a él nos abriremos las puertas a nuevos proyectos, alianzas, clientes, empleadores, colaboradores; es decir, a muchas oportunidades para crecer personal y profesionalmente.

Podemos tejer estas redes de contactos en los terrenos offline y offline-. Y aunque muchos piensen que  el networking offline ya no es tan útil, este sigue vigente. Como muy bien nos lo explica Guillem Recolons en este artículo sobre las ventajas del networking offline.

Y en el tema que nos ocupa, sobre la creación y gestión de comunidades virtuales a través de Twitter, como diríamos en Venezuela, la gracia del asunto radica en saber integrar las ventajas del networking offline con el online y viceversa.

El networking online debe realizarse consciente y estratégicamente: seleccionando adecuadamente a contactos que estén en sintonía con nuestros gustos e intereses, colaborando, felicitando, apoyando, agradeciendo.

Las personas que formarán parte de este círculo, deberán tener el potencial de acercarte a los objetivos que te hayas planteado dentro de tu estrategia de personal branding.

Porque, ¿qué sentido tiene estar por estar en Twitter, o en cualquier otra red social?

Tú debes tener claro tu mapa de ruta y tus fines. Por ejemplo:

  • Llevar tráfico a tu web.
  • Dar visibilidad a tu marca personal.
  • Posicionarte en las mentes de tus potenciales clientes, como un referente o especialista.
  • Estar informado y seguir las tendencias de tu sector.
  • Aprovechar la oportunidad de aprender constantemente.
  • Conocer e interactuar con los líderes de tu especialidad.

Lo ideal es que tu comunidad virtual esté constituida por tu público objetivo, a quien conoces o puedes conocer en las esferas offline y online, y con el cual interactúas o te gustaría hacerlo.

Si algo es gratificante y beneficia en gran manera a tu marca personal, es el hecho de convertirte en evangelizador del uso de estas plataformas, para aquéllos incrédulos, o desconocedores de las ventajas que ellas poseen.

Es muy importante, orientar para la creación de los perfiles en Twitter de tus colegas, compañeros de trabajo, de estudio, familiares, amigos,  y enseñarles a gestionar conscientemente y estratégicamente su presencia y participación en esta red; y si eres un docente, todo ello aplica para tus alumnos y colegas.

Al hacerlo estás haciendo fuerte a tu comunidad, y además estás mostrándote como un referente en el manejo estratégico de estos medios.

Un ejemplo de cómo podemos crear una comunidad online, integrando a las personas que conocemos en el offline, es justamente la experiencia formativa que desarrolla el Profesor José Miguel García en su cátedra de Comunicación y Atención al Cliente en Cartuja.

Con este interesante y valioso proyecto suma a la comunidad de sus alumnos con la comunidad online de profesionales que lo acompañan en sus formaciones desde cualquier lugar del mundo, como es mi caso.

Así como con las empresas que forman parte de las formaciones profesionales en Andalucía; y además, con todo el público que le sigue, al haber sabido gestionar su marca personal.

Como vemos, Twitter permite generar experiencias formativas innovadoras, como muy bien ha sabido hacerlo este destacado académico.

Podemos usar esta herramienta en el área educativa:

  • Desarrollando chats que permitan la interacción en tiempo real.
  • Como fuente de información, al permitir el acceso a diversos recursos como : artículos en blogs, páginas web, bibliotecas virtuales.
  • Conociendo e interactuando con autores, investigadores y académicos.
  • Generando sinergias para la creación de proyectos colaborativos.

Pero así como podemos llevar a los miembros de nuestra comunidad offline al online, también nuestras relaciones y vínculos en la esfera virtual, buscan y propician esa conexión y química que ofrece el entorno físico, u offline.

Seguramente te ha pasado, que has conocido, interactúas, colaboras y trabajas con muchas personas del mundo online, a quienes deseas conocer en persona y estrechar más los lazos afectivos y profesionales.

Todo eso y más podrás lograrlo si tratas a las personas que están en la esfera online como te gustaría que te tratarán en el mundo físico: creando sinergias, siendo empático, generoso, humilde, agradecido, colaborador.

De allí la importancia de saber aplicar las normas de la netiqueta, que nos enseñan la mejor manera de comunicarnos en la red, como muy bien nos lo explica la destacada especialista, Mar Castro.

En definitiva, aquí tienes un resumen con los elementos más importantes a considerar en tu estrategia de creación y gestión de comunidades  en Twitter.

Pasos para crear y gestionar una comunidad en Twitter

  1. Define el objetivo de tu presencia en Twitter y de tu participación en las comunidades que hacen vida en esta plataforma; y en las que tú generes y gestiones.
  2. Traslada el offline al online, y retroaliméntalos mutuamente.
  3. Sigue a las personas cuyos perfiles te generen confianza y credibilidad.
  4. Tuitea.

Publica tuits varias veces al día durante la semana.

La frecuencia con la que interactúes permitirá que abarques a una mayor cantidad de personas, pues muchos de ellos viven en distintas regiones del planeta, y por tanto tienen distintos Husos horarios.

Pero también debes hacerlo con cuidado, porque el exceso puede hacer parecer que estás haciendo spam.

4.1 ¿Cómo tuitear?

  • Comparte

Difunde contenidos propios y de terceros, en una proporción 20-80.

  • Menciona

Haz referencia a los autores de los contenidos y las vías a través de las cuales tuviste acceso a los mismos. Generalmente es a través del blog o página web que los publica. También agradece a las personas mediante las cuales tuviste esta información.

  • Atrae

Utiliza recursos visuales o audiovisuales: imágenes, infografías, gifs, vídeos, memes, emoticones.

  • Saluda y conversa

Si hay algo que abre puertas y ventanas es justamente saludar y conversar, transmitiendo emoción en tu discurso, para generar interacción.

  • Valora

En las redes sociales, nuestro comportamiento refleja nuestros valores.

En primer lugar, lo más importante es que leas/veas/escuches/analices y aprecies lo que compartes, valorándolo con frases amables. Esto te ayuda a transmitir tus valores de solidaridad, generosidad y empatía.

Los autores de dichos contenidos agradecerán el tiempo que has invertido en evaluar, difundir y emitir tu opinión.

  • Haz retuits y da me gusta

Si los contenidos que son de tu agrado y  resultan interesantes y útiles para tu comunidad.

  • Describe

Al tuitear, una muy buena técnica es describir mediante un breve índice de contenidos, los puntos más resaltantes de lo que  compartes.

Utiliza emoticones para que el tuit sea visualmente atractivo.

Como ya te había dicho, menciona autores y fuentes.

  • Sé propositivo

Sugiere a tu público objetivo hacer debates y dinámicas sobre temas interesantes. Utiliza los recursos de los hilos y encuestas en Twitter.

Estimula la participación haciendo juegos y preguntas.

  • Recomienda

Puedes hacer recomendaciones a cuentas de usuarios que compartan contenidos interesantes para tu sector.

  • Utiliza Hashtags

Los hashtags, etiquetas o almohadillas son un excelente recurso para, entre otras cosas:

  • Seguir los temas que te interesan,
  • Que tu comunidad pueda ubicar tus publicaciones relativas a tu sector,
  • Estar informado sobre las tendencias de tu especialidad, así como de los eventos y noticias mundiales o de tu región.

Son muy útiles porque te ayudan a categorizar la información y contenidos relevantes para ti y tu comunidad.

Si quieres conocer más a este respecto, te recomiendo este excelente post sobre qué es un hashtag de Sonia Duro Limia, consultora y formadora de Marketing Digital y Social Selling.

  • Elabora listas

Crear  listados de las diversas fuentes de información que encuentras en internet, te ayudará realizar una buena labor de curación de contenidos.

Esto es especialmente útil para saber gestionar nuestro tiempo y hallar los temas más relevantes sobre los que puedes estudiar, investigar, aprender y compartir. Sin perderte dentro del maremágnum de información.

Por ejemplo, puedes crear listados tomando en cuenta:

  • Potenciales clientes y aliados, competidores.
  • Especialidades.
  • Referentes.
  • Países.

Si esto te parece novedoso y quieres aprender más, te invito a leer este magnífico post sobre las listas de Twiter  de Alicia Rodríguez, experta en estrategia de contenidos.

Lo que no debes hacer en Twiter

  • Automatizar tus respuestas.
  • Enviar mensajes directos pidiendo retuits, que te lean y compartan tus contenidos y tampoco que te sigan en otras redes sociales.

Midiendo resultados

Como hemos visto, todo lo que hacemos en Twitter debería responder a nuestra estrategia de personal branding.

La creación y gestión de comunidades virtuales es una de las tácticas más importantes para desarrollar, gestionar y potenciar nuestra marca personal.

Sabremos que nuestra comunidad funciona, si, por ejemplo, obtenemos los siguientes resultados y beneficios:

  • Aumento de alianzas estratégicas para el desarrollo de proyectos.

Gracias al contacto con personas que nos valoran, recomiendan nuestro trabajo, contratan nuestros servicios y compran nuestros productos.

  • Solicitudes para realizar colaboraciones como autores invitados en blogs de prestigio en nuestro sector.
  • Invitaciones para impartir formaciones presenciales y online desde cualquier lugar del mundo.
  • Invitaciones para realizar entrevistas en medios de comunicación tradicionales y en plataformas virtuales (webs, redes sociales)
  • Invitaciones para participar como ponente en Congresos nacionales e internacionales de las temáticas en las cuales somos considerados como referentes.
  • Incorporaciones en listados de twitter relacionados con nuestra especialidad.
  • Impacto positivo en la vida de nuestra comunidad, al serles útiles a sus miembros y contribuyendo en su desarrollo personal y profesional.

Ylse-Roa-marca-personal-beneficios-crear-gestionar-comunidad-twitter-infografia

Conclusiones

Twitter es una de las redes sociales en la que mejor puedes desarrollar, gestionar y potenciar tu marca personal.

De hecho, si te fijas, es junto con linkedin, una de las que primero te posicionan en el buscador más conocido: google.

Realizando un trabajo consciente, estratégico y sistemático te permitirá crecer como persona y profesional, abriéndote puertas para conocer a personas a quienes  sería muy difícil acceder de otra manera.

Twitter te ayuda a crear una comunidad virtual conformada a tu medida:

  • Personas que se identifican con tus valores, visión, misión y propósito de vida; las cuales puedes conocer tanto en la esfera offline como online.
  • Tienen intereses personales y profesionales similares.
  • Son aquéllos que te permitirán vender tu propuesta de valor, a través del inbound marketing.

Además, a través de Twitter y gracias a dicha comunidad:

  • Podrás generar un impacto positivo sobre las personas, porque mediante esta red social podrás acercarte mejor a tu buyer persona o público objetivo, conociendo en mejor medida sus preferencias, ubicación geográfica, y demás datos demográficos.

Por tanto, podrás diseñar productos y servicios que respondan mejor a sus necesidades.

  • Podrás investigar sobre las tendencias de tu sector y estar a la vanguardia.
  • Serás el líder que la sociedad requiere, como gestor del cambio y de la innovación.

Cuéntame: ¿Qué te ha parecido este post?

¿Sabías que podías hacer, lograr e impactar de esta forma, gracias aTwitter?

Espero que lo que has leído te haya gustado y te resulte útil. ¡Y si es así, te invito a que me ayudes a compartirlo!

¡Me encantaría leerte en los comentarios!

Tagged with: , , , ,
Publicado en Marca Personal, Personal Branding, Redes Sociales

¿Marcas personales sin propuesta de valor?

Marcas-personales-sin-propuesta-de-valor-Ylse-Roa

Sonríes, ¿verdad? Te has quedado pensando si pueden existir marcas personales sin propuesta de valor.

Todos dejamos una huella, producto de lo que hacemos o dejamos de hacer, consciente o inconscientemente.

Puede suceder que ni siquiera nos hayamos dado cuenta de que con lo que somos, hacemos, y de acuerdo a nuestras actuaciones, logramos impactar a otros seres humanos.

Y debido a esta falta de consciencia y de gestión estratégica de la manera en que podemos influenciar estas percepciones de las demás personas sobre nosotros, tal vez vamos a ciegas por la vida; siendo vistos, sentidos y recordados como no queremos, ni como merecemos, ni de una manera que nos favorezca y represente.

Y así, los días pueden transcurrir sin que haya ningún tipo de contribución hacia la mejora de las condiciones de nuestra vida o la de las personas que nos rodean.

Pero tengamos presente que si, por el contrario, tomamos consciencia y queremos trascender y dejar un  legado, debemos empezar por definir y comunicar nuestro valor diferencial.

¿Alguna vez nos hemos preguntado qué nos distingue o diferencia del resto? ¿Por qué somos únicos?

¿Cuál es nuestro propósito?

¿Nos conocemos lo suficiente para saber el para qué de nuestra existencia?

¿En qué somos buenos, cuál es nuestra contribución a la sociedad?

¿Y si con eso además, podemos ganarnos la vida y ser felices?

Porque podemos recorrer el camino impactando negativamente a nuestro entorno, al proyectar antivalores. Y en consecuencia nos estaríamos cerrando puertas a oportunidades personales y profesionales.

De allí la importancia de saber gestionar cómo somos percibidos, para que exista una alineación entre quienes somos, lo que hacemos, nuestro potencial, y lo que exteriorizamos a través de nuestras actuaciones. Porque esto es lo que las demás personas reciben, comprenden e interiorizan.

En este post quiero compartir contigo mi punto de vista sobre estos aspectos tan necesarios para cualquier persona interesada en tener mejores oportunidades personales y profesionales. ¡Acompáñame!

Empecemos por el principio, bueno creo que no podría ser de otra forma … ¿o si?  😉

 

1- ¿Qué es la Marca Personal?

En el artículo colaborativo ¿Qué es para ti la Marca Personal?, en el cual tuve el privilegio de haber sido invitada a participar junto con grandes profesionales y mejores personas, publicado en el prestigioso blog de Eva Collado Durán, reconocida experta en capital humano, marca personal y transformación digital, definí la marca personal en estos términos:

“La Marca Personal es la huella que vamos dejando a nuestro paso, con la cual impactamos a las personas que nos rodean, por el modo en que somos y actuamos, y por lo que hacemos y logramos de una manera única. Esta marca se gestiona, por lo que podemos decidir cómo queremos ser sentidos, percibidos y recordados; así como la forma de diferenciarnos para ofrecer una propuesta de valor sólida, cuya materialización nos permita lograr nuestros objetivos.”

 

2- ¿Qué es el Personal Branding?

La marca personal que deberíamos desarrollar, potenciar y proyectar, es el resultado de la aplicación de varias estrategias personales, enmarcadas dentro del proceso llamado personal branding.

Como personas involucradas con nuestro crecimiento, somos responsables de liderar nuestro destino; y por tanto, de diseñar planes y acciones que nos permitan ser competitivos, estar a la vanguardia de los cambios tecnológicos y tendencias del mercado, para lograr ser los protagonistas de nuestra historia y estar delante de las cámaras y no tras bastidores.

Y el branding personal nos va a permitir la gestión consciente, estratégica y sistemática de la impronta o huella que dejamos. De tal manera que podamos demostrar nuestra autenticidad y coherencia en la comunicación de los que nos hace únicos y nos diferencia del resto.

Lo que favorecerá que seamos percibidos, pensados, recordados y seleccionados de entre nuestros pares, como la mejor promesa de valor.

Y como estamos en proceso de cambio y aprendizaje constantes, se entiende que el personal branding no acaba mientras estemos vivos.

Siempre estaremos interesados en proyectar nuestro valor diferencial para ser escogidos como la opción preferente en un entorno donde se estimula la producción de estereotipos, y la repetición de conocimientos, de conductas, de estilos de vida y de pensamientos ajenos.

 

3-  La Propuesta de Valor

Si queremos destacar dentro de un entorno complejo, cambiante y muy competitivo, donde a su vez se tiende a la uniformidad de los perfiles profesionales, deberíamos tener muy claro el siguiente mapa de ruta:

  • Quiénes somos, cómo somos.
  • Cuál es nuestra visión, misión, valores.
  • Qué sabemos hacer, hacemos mejor que otros, aporta valor a nuestro nicho de mercado y nos hace únicos.
  • Cómo es que lo hacemos.
  • Potenciales clientes, competidores.
  • Qué queremos/necesitamos hacer para satisfacer las necesidades de nuestro público objetivo.
  • Con qué y con quiénes contamos.
  • Cómo damos a conocer y nos posicionamos en las mentes de nuestros posibles clientes, consumidores, aliados, inversionistas, proveedores, empresas empleadoras. ¿A través de cuáles canales?
  • Cómo conectamos emocionalmente con nuestros públicos, para venderles experiencias memorables.
  • Cómo medimos los resultados y avances de nuestras acciones.
  • Cómo establecemos correctivos, de ser necesario.

Como ves, son varios los elementos a tener en cuenta cuando nos enfocamos en gestionar nuestras vidas.

Y también son los que hay que considerar cuando diseñamos un modelo de negocio. El cual podemos aplicar en la gestión de nuestras marcas personales, cual si fuéramos empresas.

Al respecto, si te parece interesante esta metodología, te recomiendo leas todo lo relacionado al Lienzo de Modelo Negocio de Alexander Osterwalder. El cual puedes usar tanto en organizaciones, así como para tu estrategias de personal branding.

Sobre este importante aspecto y para ampliar la información, aquí te dejo un enlace a un artículo que escribí como colaboradora para la plataforma SEMrush: Modelo de Negocio Canvas, ¿cómo usarlo en tu empresa y para tu Marca Personal . Espero que te guste y su lectura te sea útil.

En relación a la propuesta de valor, ten presente que al definirla, debemos considerar que no se trata de resaltar solo lo que nos diferencia de nuestros potenciales competidores.

Como su nombre lo indica, hablamos de contribución a nuestro entorno, de servicio a otros, de aportar valor.

Al diseñarla debemos tener claramente identificados y además saber comunicar:

  • Qué beneficios generamos.
  • Qué necesidad satisfacemos.
  • Qué problemas solucionamos.

 

4- Ventajas de definir tu propuesta de valor

  • Determinar tu público objetivo.
  • Generar ideas innovadoras para dar soluciones a problemas y/o responder a necesidades de este segmento de la población.
  • Mejorar los procesos, aplicando nuevas metodologías y técnicas. Que nos lleven a:
  1. Mejorar la calidad de los productos y/o servicios.
  2. Reducir costos, riesgos, inversión, tiempos de producción y entrega.
  3. Tener precios competitivos.
  4. Aumentar ganancias.
  5. Descubrir y/o crear oportunidades ocultas en tiempos de crisis.

¿Estás de acuerdo conmigo? ¿Qué otras ventajas incluirías?

Como seguramente te interesa conocer muchos aspectos importantes sobre la marca personal y el personal branding, te recomiendo disfrutes del excelente webinar que para Quifer Consultores, prepararon recientemente los referentes  internacionales de Personal Branding, Guillem Recolons y Paula Fernández Ochoa.

En este evento, al referirse a la propuesta de valor diferencial, Paula Fernández Ochoa indica que “… la propuesta de valor se centra en tu cliente, no en ti…” ¡Aspecto muy importante y que algunas personas olvidan!

Para Guillem Recolons la propuesta de valor “… no es hablar de uno mismo, sino de cómo podemos mejorar la situación de quien nos contrate. Ya sea aliviando un problema (pain) o detectando una oportunidad (gain)”

Porque como él muy bien afirma: “…si no aportas, no importas…”

 

Ventajas-definir-tu-propuesta-de-valor-Ylse-Roa

5- ¿La marca personal nos convierte en cosas?

Cuando desarrollamos y proyectamos nuestras marcas personales, ¿esto significa que nos vendemos?

Este es un tema que ha sido motivo de análisis y debate por parte de varios especialistas.

¿Cuál es la finalidad de saber gestionar nuestra marca personal?

¿Será que podemos ser vistos como productos?

Desde mi punto de vista, el objetivo del personal branding es dar visibilidad a nuestra propuesta de valor. Porque como no somos objetos o productos, no podemos ser susceptibles de ser comprados.

En todo caso, vendemos nuestra propuesta de valor. Porque nos compran las experiencias que hacemos sentir, las soluciones y mejoras que proponemos y logramos, las oportunidades que somos capaces de visualizar y crear.

En este sentido, el branding personal implica la ejecución de una serie de acciones que nos harán fácilmente localizables por nuestro público objetivo, al saber comunicar y transmitir nuestro mensaje, tanto en los medios digitales como en los tradicionales.

En relación a las estrategias digitales que podríamos utilizar para desarrollar nuestra marca personal, tal vez te interese leer este artículo que escribí para el blog de Gestiona tu Marca y que posteriormente actualicé en mi blog “Marcas que inspiran” en la plataforma Medium y que se titula “6 claves en la estrategia digital de tu marca personal como emprendedor”.

 

 

Ahora bien, siguiendo con nuestro análisis podemos decir que es innegable que al aplicar estrategias de personal branding se allana el camino para la promoción y venta de nuestros productos o servicios. Y en el caso del uso de los medios digitales, lo materializamos empleando técnicas de inbound marketing, y no haciendo venta directa.

A continuación te presento la opinión del reconocido experto en personal branding, el Profesor Vladimir Estrada sobre este aspecto tan interesante y polémico.

En su artículo titulado Mito # 10: Gestionar nuestra marca personal nos cosifica, señala lo siguiente:

“Marca no implica ni significa necesariamente producto, en el sentido tradicional -comercial- del término. Marca es propuesta de valor. Marca es símbolo de un potencial de aporte y contribución. Marca es memoria y evocación de soluciones. Marca es el artefacto intangible mediante el cual se recuerdan los aportes y contribuciones de algo o alguien a nuestras vidas, y se nos facilita -recuerdo mediante- volver a buscarlos cuando los requiramos. Y en nuestro campo, marca personal es sinónimo de persona que gracias a su ser, su accionar y su tipo/nivel/calidad de logro en la vida, nos ha marcado y/o nos marca, en el sentido de que ha dejado y/o deja en nosotros una huella y un impacto perdurable (sea este cual sea). Y no implica por ende, que ser una marca personal nos cosifique ni nos torne un producto de mercado, en el sentido más estricto y estrecho de ese concepto; aunque como veremos más adelante, sí lo somos, pero desde la “otra mirada” -no necesariamente comercial- del aporte que hacemos a quienes requieren y utilizan el valor que producimos y ofrecemos.”

 

6- Sobre el DAR y la propuesta de valor

Como seres sociales, no solo ofrecemos propuestas de valor relacionadas con las ventajas de usar nuestros productos o servicios.

Nuestra propuesta de valor también abarca lo que somos capaces de dar a quienes son nuestras fuentes de afecto, en el ámbito más cercano, como nuestra familia, amigos, vecinos, colegas, compañeros de trabajo.

  • ¿Estás seguro que das lo que los demás necesitan?
  • O será que piensas por ellos y das lo que te sobra, lo que no te sirve, lo que crees que será mejor para satisfacer sus supuestas necesidades.
  • ¿Será que te tomas el tiempo para preguntar qué les haría más felices?
  • Y de lo mucho que puedes ofrecer, ¿cuánto estás dispuesto o realmente seguro que puedes cumplir? ¿te comprometes a hacer realidad  tus ofrecimientos?
  • ¿Acaso les preguntas, sabes hacer las preguntas adecuadas, con la inteligencia y sensibilidad necesarias?
  • Y cuando das, ¿estás acariciando tu ego?. ¿Esperas alabanzas, adulaciones?

Y cuando recibes:

  • ¿Sabes aceptar los regalos?, ¿Los consejos o sugerencias?¿Las frases amables? ¿Los abrazos?
  • ¿Eres agradecido?

Y cuando necesitas:

¿Sabes pedir ayuda?

¿Lo haces demostrando tu fragilidad, pero también tus fortalezas?

Porque todos estos elementos (el ofrecer, el dar, el recibir, el pedir ayuda) y la forma como se relacionan,  son las variables que alimentarán el diseño y puesta en práctica de tu propuesta de valor.

Ellos hablan de los valores que te conforman, de tu personalidad, de los factores que constituyen tu identidad; y también de las necesidades y deseos de ese “público objetivo”.

Y con toda esta información sobre ti y sobre el “mercado”, y sabiéndola utilizar, tú puedes dar respuestas efectivas a las necesidades y deseos de tu gente más cercana.

¡Recuerda que “Tú marcas la diferencia”!

Te presento a continuación uno de los libros imprescindibles en esta materia, así como algunos valiosos artículos cuya lectura te podría interesar y además ayudar a formular tu propuesta de valor o la de tu negocio o emprendimiento:

Osterwalder, A., Pigneur, I., Smith, A., y Bernarda, G. (2015). Diseñando la propuesta de valor (5a ed.). España: Deusto.

Trabajando la propuesta de valor . Guillem Recolons

Deja de vender y empieza a ayudar. Francisco Alcaide

 

Conclusión

La marca personal no se trata de ti, de lo que piensas de ti. Se trata de los demás, de cómo te perciben las personas que se relacionan contigo.

Ella está estrechamente vinculada con tu liderazgo y vocación de servicio, con tu sentido de trascendencia, con tu apuesta por aportar valor a otros seres humanos.

Y la mejor manera de dejar tu huella positiva, tocar las emociones y ocupar un importante sitial en las mentes de las personas que te rodean, es a través de la aplicación de estrategias de personal branding. Pues las mismas te ayudarán a gestionar consciente, estratégica y sistemáticamente tu marca personal.

De esta manera las personas que te interesan pensarán, sentirán, sabrán, creerán y confiarán en que eres la mejor opción. Y por tanto, te escogerán.

Una buena herramienta para desarrollar nuestra marca personal es emplear el modelo Canvas de negocio. El cual nos permitirá definir los elementos clave de nuestra estrategia de branding personal. Y entre éstos, nuestra propuesta de valor.

La propuesta de valor es el elemento diferenciador, único y relevante que debemos ofrecer a nuestro público objetivo; cuya visibilidad contribuirá a que nosotros seamos la opción preferente en un mercado competitivo, incierto y cambiante.

La misma debe tener claramente detallados los siguientes aspectos:

  1. Público objetivo o segmento de la población a quienes ofrecerás tu propuesta de valor.
  2. ¿Qué necesidades satisfaces o problemas resuelves? ¿Qué beneficios ofreces?
  3. ¿Cómo ayudas? Es preciso identificar tu elemento diferenciador, lo que te hace único y aporta valor.

Trata de escribir tu propuesta en pocas líneas. Es un valioso y necesario ejercicio.

 

Claves-propuesta-valor-ylse-roa

 

Finalmente quiero hacer énfasis en que es muy importante ser y no solo parecer marcas personales con propuestas de valor.

Vale tanto el mensaje que transmites en la esfera pública como en la privada, sea en el medio offline o en tus comunicaciones en redes sociales, públicas o por mensajes directos; bien si respondes o dejas de responder a saludos, felicitaciones, solicitudes de ayuda, por ejemplo, de quienes te siguen o forman parte de las comunidades a quienes te diriges.

Porque la humildad, respeto, cortesía, autenticidad, coherencia y gratitud siempre deben estar presentes en tus relaciones y comunicaciones. No importa de quién se trate ni quién te está observando. 😉

¿ Qué opinas tú?

Hasta aquí mis líneas. ¡Gracias por acompañarme!

¡Espero que este artículo te haya gustado y lo encuentres útil! Si es así, te animo a que lo compartas. 

¿Habías pensado en tu propuesta de valor?

¡Me encantaría recibir tu feedback!

 

Tagged with: , ,
Publicado en Marca Personal, Personal Branding, Redes Sociales
A %d blogueros les gusta esto: